sábado, diciembre 12, 2009




Querría agregar a los primeros jazmines de mi jazminero de este año la voz de Ignacio Corsini cantando Los jazmines de San Ignacio, uno de los valses nuestros que más me gusta para perfumar a mis amigos con esa melodía dulce y triste puesta por Maciel a los versos de Blomberg.
Desgraciadamente mi incapacidad cibernética me impide subir música desde la PC al blog.
La ignorancia no se aprende...
Y mejor dejo aquí porque con lo de la ignorancia tengo bastante en estos días. Si no me voy a empezar a dar manija con la ignorancia nacional y con la sarta de maldades e idiotismos que oí y leí en los últimos días dicho por cualquiera sin saber siquiera eso: que la ignorancia no se aprende... opinando sobre todo simplemente por tener aparato fonador y micrófono o lugar en la prensa o en la web, pero repitiendo gansadas -pobres gansos-... Pobrecitos los gansos que son son animales de guardia, no sólo de foie gras y son avisadores de la llegada de los extraños... Pobrecitos los gansos que no tienen la culpa de los que dicen gansadas!
Pero, ojo al parche, que los gansos ladran...!!!
No, mejor dejo aquí o terminaré en una catilínica...
Mejor la imagen que lleva al perfume entre tilo, jazmines, santarritas, gatos y perros, pero sin gansos...
Desde mi zoo y botánico personal, vayan estos jazmines para quienes los quieran gozar.

1 comentario:

Monica dijo...

Querida Ana: me llegó el perfume de tus jazmines. Y para seguir tu flora poetica, te cuento que el 23 de Enero a las 23hs podrán escuchar en vivo tu LATHYRUS en la voz de Ingri Pelicori, porque reponemos TANGOS Y SUSURROS en La Casona
(Av. Corrientes 1975). ¡Te espero en el estreno! Un beso y todo lo mejor para vos en este 2010 que se avecina.
M.